Driver M1

Hace dos semanas Taylor Made inició en Kibel Golf  sus demos a las tiendas españolas de la línea M1: driver, maderas e híbridos, y de los hierros PSi. ¡Los demos llegaron a mis manos con el plástico puesto! ¡Estrenar palos es una maravillosa sensación! De la gama M1, me gustó mucho el driver y la madera. El híbrido es para algunos locos.

Después del R15, Taylor Made tenía que hacer algo. Y algo que fuera bueno. Los últimos drivers no habían funcionado bien en ventas. Necesitaban presentar uno que devolviese la confianza del jugador en la marca. Y con el modelo M1 están entusiasmados y expectantes. Creen en él.

Taylor Made sigue en su línea de personalización en sus drivers de gama alta. Ahora intenta llevarla a un nivel superior. El M1 presenta dos raíles en la suela, en forma de T, uno paralelo a la cara del palo, y el otro perpendicular. Con estos sliders el jugador puede mover 10 y 15 gramos para ajustar el centro de gravedad del driver. Antes ya podíamos escoger si queríamos un driver al fade o al draw. Lo que ha introducido Taylor Made es si queremos más o menos spin. Muchas veces vemos en un fitting que los golpes de un jugador son buenos pero por un pequeño porcentaje de spin inadecuado dejan de ser magníficos. La opción de mover esos 15 gramos puede ser la diferencia. Personalización. Sí que he percibido que la combinación de unas posiciones correctas de los dos pesos a la vez que una varilla adecuada, hace de éste uno de los drivers que más lejos pegan. Pero recomiendo que estudie un especialista para ver cuál es la configuración optima. No sirve poner los pesos a ojo, ni montar cualquier varilla. Estaríamos dejando por el camino muchas cosas buenas.

En cuanto a los colores blanco-negro (me hace gracia, El driver Ying&Yang) es debido a la placa de carbono de la parte trasera de la corona. Es un material conocido y utilizado en golf desde hace años, pero que Taylor Made no había querido emplear porque pensaban que el titanio les daba más ventajas. No ha sido así en este modelo. Esta placa pesa ¡solo! 10 gramos y ha permitido a los ingenieros de la marca mover peso a otras zonas del driver. Tiene como consecuencia un diseño peculiar, pero interesante. Cuando he dado bolas, la combinación de colores no me ha molestado nada en el backswing. También dice Taylor Made que la forma de la línea que separa los colores es para apuntar mejor a la bola en el downswing. Si hay alguien capaz de corregir gracias a eso…  ¡que me diga cómo lo hace, por favor!

¡Y me gusta el sonido! No es el Cobra 440SZ Hi COR, que parecía un disparo en una lata, y te tenías que tapar los oídos. Pero este sonido es genial. Todos los drivers que he jugado con carbono me han gustado. Y creo que esta va a ser una de las cosas que más va a llamar la atención del driver.

Y como ya es habitual en los driver de alta gama de Taylor Made, este modelo M1 tiene el sleeve que le permite cambiar 2º el loft.  Creo que es un buen driver, que será increíble con varillas   Premium. Para este modelo han optado por poner más modelos de varillas de gama alta a un coste reducido. El estándar viene con 3 opciones de varilla. Una Fujikura 60 de vuelo alto, una Fujikura 60 de vuelo medio y una Aldila Rogue 70 de vuelo bajo.

Hay dos opciones de driver, una cabeza de 460cc y otra más pequeña y compacta de 430cc.

Grados.

460: 8’5, 9’5, 10’5 y 12. No hay para zurdos 8’5 y 12

430: 8’5, 9’5 y 10’5. No hay para zurdos 8’5

 

El PVP es de 599€

 

Supongo que de manera rápida bajará un pequeño porcentaje, pero la política de la marca va a ser mantener los precios muy estables durante toda la vida útil del driver.

Resumen: ¡Me ha gustado!

Las maderas salen a la venta a principios de octubre. Os animo a haceros un fitting en Kibel Golf y probarlos.

Escribir un comentario